Artículos

Noticias Relacionadas con la MACCIH

Imprimir

{slider El Heraldo: La Maccih y el CNA afinan detalles para combatir la corrupción}

 

El vocero de la Maccih, Juan Jiménez, se reunió con el presidente
       del CN, Mauricio Oliva, y un grupo de diputados.

 

Redacción26.05.2016

Tegucigalpa, Honduras


Los miembros de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) se reunieron ayer con los representantes del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) para definir la estrategia con la que unirán esfuerzos para combatir la corrupción.

Semanas atrás, el CNA confirmó a EL HERALDO que ya entregó a la Maccih un total de 36 líneas de investigación sobre diversos casos de corrupción en el país, cuyo perjuicio contra el Estado asciende a 2,800 millones de lempiras.

Entre estos casos está el millonario desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y municipalidades, entre otras instituciones.

LEA: Ocho casos de corrupción debe indagar la Maccih

“Ellos (el CNA) tienen un mandato legal en esta materia (corrupción), nos parece importante la experiencia que tiene el Consejo en estos temas, vamos a ver cuando lleguen los expertos y la Misión (Maccih) que van a trabajar en los casos de investigación con la Fiscalía si podemos tener también este acercamiento con el CNA para trabajar en equipo”, declaró el vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor.

Según explicó Mayor a los medios de comunicación, la Maccih y el CNA van a trabajar conjuntamente en diferentes casos de corrupción en el país.

Salió molesto
A Mayor también se le consultó sobre si era cierto que la agenda de la Maccih se manejaba desde Casa de Gobierno, a lo que, visiblemente desencajado, contestó: “Yo no sé de dónde sacó esa crítica que usted comenta, la Maccih es una organización internacional... es una misión que no recibe fondos del gobierno de Honduras y es una misión que creo que está demostrando su autonomía e independencia”.

Luego, otra periodista le consultó sobre la reelección presidencial, a lo que respondió: “Nosotros no trabajamos temas políticos en el país, nuestro trabajo es totalmente técnico y de combate a la corrupción”. Al decir eso se levantó rápidamente y salió del salón sin permitir que se le hiciera ninguna otra pregunta.

VEA: La Maccih tendrá que hacer frente a los casos que han marcado a Honduras

Frente Parlamentario
Los personeros de la Misión también sostuvieron un diálogo con el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, y con los diputados que integran el Frente Parlamentario de Apoyo a la Maccih con el fin de intercambiar información.

Detalló que conocieron comentarios de parte del titular del Legislativo y su perspectiva en torno a la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos y se le explicó la forma de cómo van a trabajar en ese tema y reconoció la mejor disposición por parte de Oliva con relación al trabajo de la Maccih.

CNA promueve iniciativa para apoyar compromiso efectivo de sociedad civil

CNA
PROMUEVE INICIATIVA PARA APOYAR
COMPROMISO EFECTIVO DE SOCIEDAD CIVIL,
EN LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD

Tegucigalpa M.D.C., 23 de mayo 2016

En una acción conjunta entre el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el Centro Internacional para la Ley del Sector No-Lucrativo (ICNL), se realizó el taller “Participación de la sociedad civil en la lucha contra la corrupción y la impunidad”, en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, el17 y 18 de mayo de 2016 respectivamente.
Autoridades del CNA, destacaron que con esta iniciativa se busca promover la participación eficaz de las Organizaciones de Sociedad Civil (OSC) en la aplicación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).
En enero de 2016 el gobierno de Honduras suscribió con la Organización de Estados Americanos (OEA) el convenio de la MACCIH, que tiene como objetivo principal apoyar, fortalecer y colaborar activamente con las instituciones del Estado encargadas de prevenir, investigar y sancionar los actos de corrupción.
La MACCIH comprende cinco áreas de acción, una de ellas es el establecimiento de un grupo de reconocidos jueces y fiscales internacionales, asimismo la elaboración de un diagnóstico sobre el estado de la situación del sistema de justicia hondureño.
También destaca el apoyo a la implementación de las recomendaciones formuladas por el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC) en Honduras.
Igualmente la asistencia en la implementación de las recomendaciones identificadas por las evaluaciones del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (SNSC) realizado por la OEA.
Además la Misión tiene como objetivo crear un Observatorio de Justicia integrado por organizaciones académicas y de la sociedad civil hondureña para dar seguimiento y evaluar el progreso de la reforma del sistema de justicia hondureño.
Para el desarrollo del taller participaron expertos de Guatemala, El Salvador, México, Perú y Brasil, quienes compartieron sus experiencias en el diseño de mecanismos institucionales y otras instancias de lucha contra la corrupción, con participación de la sociedad civil.
Asimismo, durante el taller se presentó el tema garantías internacionales para la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas y experiencias regionales de intervención de sociedad civil, y su relación con el Estado e instancias internacionales, que abordan el tema de la corrupción e impunidad.
Con este acuerdo se espera obtener la elaboración de un plan de acción a fin de asegurar la participación constructiva de las OSC, en el cumplimiento de la MACCIH, basado en los aportes de los actores claves.
Para Xenia Castro, del Capítulo de Transparencia Internacional de El Salvador, “El acceso a la información pública es una herramienta vital para luchar contra la corrupción, es un mecanismo legal que da un empoderamiento a la ciudadanía, para ejercer su derecho de fiscalizar y que rindan cuenta sus funcionarios”.
Entre tanto Laís López, especialista en legislación y política estatal de Brasil, es del criterio que “En un proceso de cambio normativo no es posible sin un diálogo, las organizaciones necesitan dialogar con el Ejecutivo y con el Congreso Nacional, para que los cambios sean los más próximos de la realidad”.
Por su parte Oscar Pico, del Centro de Analisis e Investigación (FUNDAR) de México, comentó sobre la “Necesidad de fortalecer la capacidad de incidencia, para generar procesos de parlamento abierto en que los legisladores inviten a expertos de la sociedad, capaces de generar reflexiones en construir mejores leyes”.
Finalmente, Gabriela Castellanos, directora ejecutiva del CNA, destacó el papel que desempeña la sociedad civil en ser un garante para que, los fondos públicos, se administren en forma honesta y denunciar a todo servidor público que actúa al margen de la ley.
El ICNL es una organización dedicada a la promoción de un ambiente jurídico que fortalezca a la sociedad civil, fomente la libertad de asociación, anime la filantropía, y facilite la participación pública en todo el mundo.
Entre tanto el CNA es una instancia independiente de sociedad civil que ha contribuido en el fortalecimiento de los mecanismos para estimular la participación ciudadana en la lucha contra corrupción en Honduras.

 

Invitados especiales que asistieron al taller: Participación de la Sociedad Civil
en la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad.
     Arturo Aguilar Leonardo; Oscar Arredondo Pico; Claudia Guadamuz;
     Xenia Hernández Castro y Jocelyn Nieva, expertos internacionales que
     intervinieron en el taller: Participación de la Sociedad Civil en la Lucha
                     contra la Corrupción y la Impunidad.

 

Convenio de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras

 Convenio de la MACCIH (Ver y Descargar)

 

La Prensa Febrero 26 2016 - MACCIH escucha a Políticos y al Consejo Anticorrupción

Ayer hubo encuentros con el Partido Liberal, el PAC y el Pinu. El fiscal general, Óscar Chinchilla, acudió a la cita con la misión.

En su Facebook, la Unión Europea publicó una fotografía que confirma la reunión con los miembros de la Maccih.

Tegucigalpa, Honduras.

Por una serie de reuniones políticas y de seguridad estuvo marcada la agenda de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih).

A tempranas horas del día, el vocero de la Maccih, Juan Jiménez, recibió por más de una hora al fiscal general, Óscar Chinchilla. Horas después salió sin dar declaraciones.

La siguiente en la lista fue la directora ejecutiva del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos, quien informó que a la misión se le reiteró del apoyo que el organismo podría brindar en temas de investigación.

Dijo que se sugirió a los especialistas investigar en el país casos de corrupción en el Seguro Social, en la Portuaria y en las alcaldías.

Dijo que también se les planteó las limitaciones que tiene el país para investigar por la creación de la Ley de Clasificación de Documentos que deja en secretividad información de muchas instituciones con recursos del Estado. Concluido este encuentro, la misión recibió a los diputados de la bancada liberal Gabriela Núñez y José Alfredo Saavedra.

Núñez expresó que por parte de su bancada habrá apoyo para la ratificación del acuerdo que da vida a la Maccih.

Informó que también se presentaría la anuencia del Partido Liberal para que se efectúe una reforma a la Ley Electoral con el objetivo de regular el financiamiento de las campañas políticas.

Indicó, además, que la bancada espera que los fondos de la misión sean los suficientes para que pueda actuar con independencia. En horas de la tarde, la misión también se reunió con el presidente del PAC, Salvador Nasralla, y los diputados Virgilo Padilla y Walter Banegas.

En el documento que estos tres líderes del PAC presentaron a la misión solicitaron “investigar el destino de los fondos de la tasa de seguridad”. En la jornada de reuniones, la Maccih también tuvo un encuentro con los representantes en Honduras de la Unión Europea.

Por la tarde-noche llegaron los representantes del Pinu.

Tomado de http://www.laprensa.hn/honduras/933811-410/maccih-escucha-a-pol%C3%ADticos-y-al-consejo-anticorrupci%C3%B3n

Última Hora Honduras: Expertos de Perú, Uruguay, México y Alemania integrarán la MACCIH‎

 

El presidente Juan Orlando Hernández y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, firmaron hoy el acuerdo para la instalación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), creada por iniciativa del Gobierno y cuyo objetivo principal es fortalecer el sistema judicial hondureño.

La firma se llevó a cabo en el Salón de las Américas de la sede de la OEA, y reunió a funcionarios del Gobierno estadounidense, representantes de organismos internacionales, cuerpo diplomático y miembros de la sociedad civil.

La mesa principal estuvo conformada por el presidente Hernández, el canciller Arturo Corrales, y el fiscal general, Oscar Chinchilla, en representación de Honduras, y por la OEA el secretario Almagro; el presidente del Consejo Permanente, Ronal Sandres, y el secretario general adjunto, presidente del Consejo Permanente y Néstor Méndez.

En la suscripción también estuvieron presentes los funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos Thomas Shannon, William Brownfield, Ian Brownlee y Juan González.

Además, asistieron los representantes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, Rebeca Chávez y Jasos Vulcan, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Julie Katzman.

En representación de la sociedad civil hondureña participaron el presidente de la Asociación por una Sociedad Más Justa (ASJ), Carlos Hernández; Gabriela Castellanos del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA); Arnaldo Bueso, de la Federación de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras; y Leopoldo Durán, de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH).

Objetivos principales

Bajo los principios de independencia, autonomía, profesionalismo, neutralidad y transparencia, la MACCIH propone mejorar la calidad de los servicios prestados por el sistema de justicia de Honduras en la prevención y lucha contra la corrupción y la impunidad en el país, a través de la colaboración activa, asesoramiento, supervisión y certificación de las instituciones del Estado encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción.

Para tal efecto establecerá un grupo de jueces, fiscales y expertos internacionales de renombre y alto reconocimiento internacional, quienes proveerán acompañamiento, asesoramiento, supervisión y evaluación a las entidades del sistema de justicia hondureño, contando con financiamiento internacional para garantizar su independencia y autonomía.

La Misión tiene cuatro objetivos principales; uno de ellos es apoyar al cumplimiento por parte del Estado hondureño de los compromisos internacionales adquiridos en la Convención Interamericana contra la Corrupción y el Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC), y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC).

Además apoyará, fortalecerá y colaborará activamente con las instituciones del Estado hondureño encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción; y contribuirá a mejorar la coordinación entre las distintas instituciones del Estado que trabajan en esta materia.

De la misma manera propondrá al Gobierno reformas al sistema de justicia hondureño, incluyendo legislación para fortalecer el combate a la corrupción en y desde el sector privado; y contribuirá a fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas de los órganos de justicia del Estado frente a la sociedad hondureña, así como los mecanismos de observación y seguimiento del sistema de justicia desde la sociedad civil.

Líneas de acción

Para cumplir con los objetivos propuestos la Misión establece cuatro líneas de acción; la primera es Prevención y Combate a la Corrupción, mediante la cual los jueces y fiscales internacionales supervisarán las labores y brindarán apoyo técnico a las entidades de justicia hondureña.

Además, apoyará la elaboración de un Plan de Acción Nacional para la implementación de las recomendaciones formuladas a Honduras por el MESICIC y propondrá reformas legales e institucionales al sistema anticorrupción de Honduras, incluyendo el sector privado.

La Reforma de la Justicia Penal estará concentrada en revisar y analizar las labores adelantadas por las instituciones del sistema de justicia y formular recomendaciones para la mejora del aparato de justicia en Honduras.

De la misma forma va a cooperar con la sociedad civil en la construcción del conjunto de los instrumentos para el establecimiento de un sistema descentralizado de observación y seguimiento de la justicia penal en base a la organización jurisdiccional del país.

El lineamiento de reforma político-electoral va a contribuir en asesorar la elaboración de normas sobre financiamiento de la política y los partidos políticos y de instancias de justicia electoral.

El objetivo de Seguridad Pública dará seguimiento a las recomendaciones del informe de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana de Honduras y apoyará la generación de capacidades institucionales de protección para los defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia, entre otros.

Miembros de la Misión

Los especialistas internacionales que conformaran la MACCIH son Juan Jiménez Mayor, Juan Pablo Corlazzoli García, Jacobo Alejandro Domínguez Gudini y Jan-Michael Simon, quienes estarán llegando a Honduras en febrero.

Jiménez Mayores es peruano, ha tenido una amplia trayectoria en Perú, donde fue presidente del Consejo de Ministros, fue ministro de Justicia y Derechos Humanos, impulsó la Ley Contra el Crimen Organizado y fomentó el diálogo político tendiendo puentes a todos los sectores para la gobernabilidad del país y el afianzamiento democrático, y fue representante de su país ante la OEA, entre otros cargos diplomáticos.

Corlazzoli García es de nacionalidad uruguaya, tiene especialización en sociología del desarrollo y cambio social, ha trabajado con organizaciones de la sociedad civil fungiendo como vicepresidente del Consejo Uruguayo de Relaciones Internacional (CURI) e integrante del Consejo de Dirección del Centro Latinoamericano de Economía Humana, entre otras misiones.

Domínguez Gudine es mexicano, experto en materia de financiamiento a partidos políticos así como fiscalización de campañas electorales; también ha trabajado como catedrático universitario y como consultor externo de la OEA.

El alemán Jan- Michael Simon es experto en derecho penal, política criminal y derecho internacional público; en los años 90 se desempeñó como oficial de recuperación en materia de enriquecimiento ilícito en la Oficina Federal de Finanzas de Alemania.

Igualmente ha participado como experto internacional en dictámenes para el Tribunal Penal Internacional y en múltiples proyectos de cooperación internacional con instituciones estatales y agencias gubernamentales internacionales.

Aspectos de interés

La Misión también seleccionará y decidirá los casos de corrupción que investigará, y trabajará conjuntamente con la sociedad civil en la construcción de un observatorio, el cual monitoreará y evaluará el progreso del sistema de justicia hondureño.

Por medio del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA), propondrá recomendaciones sobre el fortalecimiento de la calidad, efectividad y legitimidad del sistema judicial penal hondureño. De la misma forma elaborará e implementará un nuevo marco jurídico para el financiamiento político electoral.

La MACCIH facilitará la creación de un marco regulatorio para el combate a la corrupción en el sector privado.

También tendrá pleno acceso a información, documentos oficiales, bases de datos, registros públicos y archivos para acompañar activamente la investigación y persecución de casos que involucren redes de corrupción.

Además promoverá la implementación de las recomendaciones identificadas en el reporte de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (SNSC) elaborado por la Secretaria General de la OEA.

También proporcionará apoyo institucional y capacitaciones para la implementación de la recientemente aprobada Ley de Protección para defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de la justicia.

Tomado de Última Hora Honduras - http://www.ultimahora.hn/content/expertos-de-per%C3%BA-uruguay-m%C3%A9xico-y-alemania-integrar%C3%A1n-la-maccih%E2%80%8E-1

Hondudiario: Honduras y OEA firman acuerdo que da luz verde a venida de la MACCIH

El acuerdo se firmó en el salón Las Américas de la OEA, con la presencia del mandatario hondureño, Juan Hernández, el canciller, Arturo Corrales, el fiscal general Óscar Chicnhilla, el Secretario de la OEA Luis Almagro, Ronald Sandres, presidente del Consejo Permanente, y Néstor Méndez secretario adjunto. 

 

Washington, Estados Unidos.

El presidente de Honduras, Juan Hernández y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro firmaron oficialmente el acuerdo que da luz verde al establecimiento de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) en el país.

El acuerdo se firmó en el salón Las Américas de la OEA, con la presencia del mandatario hondureño, Juan Hernández, el canciller, Arturo Corrales, el fiscal general Óscar Chicnhilla, el Secretario de la OEA Luis Almagro, Ronald Sandres, presidente del Consejo Permanente, y Néstor Méndez secretario adjunto.

Según el secretario general de la OEA, la MACCIH estará conformada por fiscales y jueces especializados, quienes seleccionarán, evaluarán, asesorarán y certificarán a los jueces y fiscales hondureños que investigarán casos relevantes, además perseguirán las redes de corrupción.

En ese sentido el representante de la OEA, indicó que con la firma del convenio que permite la MACCIH en el país “cerramos una etapa de diálogo con el Gobierno de Honduras, Sociedad Civil, indignados, actores políticos y sector privado para abrir un nuevo capítulo de esperanza”.

Por su lado, el presidente Hernandez declaró que la MACCIH será el motor de un comienzo a la transformación de la institucionalidad que permitirá que la ciudadanía recuperar la confianza en sus autoridades.

En la suscripción también estuvieron presentes los funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos Thomas Shannon, William Brownfield, Ian Brownlee y Juan González.

Además, asistieron los representantes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, Rebeca Chávez y Jasos Vulcan, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Julie Katzman.

En representación de la sociedad civil hondureña participaron el presidente de la Asociación por una Sociedad Más Justa (ASJ), Carlos Hernández; Gabriela Castellanos del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA); Arnaldo Bueso, de la Federación de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras; y Leopoldo Durán, de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH).

Objetivos principales

Bajo los principios de independencia, autonomía, profesionalismo, neutralidad y transparencia, la MACCIH propone mejorar la calidad de los servicios prestados por el sistema de justicia de Honduras en la prevención y lucha contra la corrupción y la impunidad en el país, a través de la colaboración activa, asesoramiento, supervisión y certificación de las instituciones del Estado encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción.

Para tal efecto establecerá un grupo de jueces, fiscales y expertos internacionales de renombre y alto reconocimiento internacional, quienes proveerán acompañamiento, asesoramiento, supervisión y evaluación a las entidades del sistema de justicia hondureño, contando con financiamiento internacional para garantizar su independencia y autonomía.

La Misión tiene cuatro objetivos principales; uno de ellos es apoyar al cumplimiento por parte del Estado hondureño de los compromisos internacionales adquiridos en la Convención Interamericana contra la Corrupción y el Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC), y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC).

Además apoyará, fortalecerá y colaborará activamente con las instituciones del Estado hondureño encargadas de prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción; y contribuirá a mejorar la coordinación entre las distintas instituciones del Estado que trabajan en esta materia.

De la misma manera propondrá al Gobierno reformas al sistema de justicia hondureño, incluyendo legislación para fortalecer el combate a la corrupción en y desde el sector privado; y contribuirá a fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas de los órganos de justicia del Estado frente a la sociedad hondureña, así como los mecanismos de observación y seguimiento del sistema de justicia desde la sociedad civil.

Líneas de acción

Para cumplir con los objetivos propuestos la Misión establece cuatro líneas de acción; la primera es Prevención y Combate a la Corrupción, mediante la cual los jueces y fiscales internacionales supervisarán las labores y brindarán apoyo técnico a las entidades de justicia hondureña.

Además, apoyará la elaboración de un Plan de Acción Nacional para la implementación de las recomendaciones formuladas a Honduras por el MESICIC y propondrá reformas legales e institucionales al sistema anticorrupción de Honduras, incluyendo el sector privado.

La Reforma de la Justicia Penal estará concentrada en revisar y analizar las labores adelantadas por las instituciones del sistema de justicia y formular recomendaciones para la mejora del aparato de justicia en Honduras.

De la misma forma va a cooperar con la sociedad civil en la construcción del conjunto de los instrumentos para el establecimiento de un sistema descentralizado de observación y seguimiento de la justicia penal en base a la organización jurisdiccional del país.

El lineamiento de reforma político-electoral va a contribuir en asesorar la elaboración de normas sobre financiamiento de la política y los partidos políticos y de instancias de justicia electoral.

El objetivo de Seguridad Pública dará seguimiento a las recomendaciones del informe de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana de Honduras y apoyará la generación de capacidades institucionales de protección para los defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia, entre otros.

Miembros de la Misión

Los especialistas internacionales que conformaran la MACCIH son Juan Jiménez Mayor, Juan Pablo Corlazzoli García, Jacobo Alejandro Domínguez Gudini y Jan-Michael Simon, quienes estarán llegando a Honduras en febrero.

Jiménez Mayores es peruano, ha tenido una amplia trayectoria en Perú, donde fue presidente del Consejo de Ministros, fue ministro de Justicia y Derechos Humanos, impulsó la Ley Contra el Crimen Organizado y fomentó el diálogo político tendiendo puentes a todos los sectores para la gobernabilidad del país y el afianzamiento democrático, y fue representante de su país ante la OEA, entre otros cargos diplomáticos.

Corlazzoli García es de nacionalidad uruguaya, tiene especialización en sociología del desarrollo y cambio social, ha trabajado con organizaciones de la sociedad civil fungiendo como vicepresidente del Consejo Uruguayo de Relaciones Internacional (CURI) e integrante del Consejo de Dirección del Centro Latinoamericano de Economía Humana, entre otras misiones.

Domínguez Gudine es mexicano, experto en materia de financiamiento a partidos políticos así como fiscalización de campañas electorales; también ha trabajado como catedrático universitario y como consultor externo de la OEA.

El alemán Jan- Michael Simon es experto en derecho penal, política criminal y derecho internacional público; en los años 90 se desempeñó como oficial de recuperación en materia de enriquecimiento ilícito en la Oficina Federal de Finanzas de Alemania. Igualmente ha participado como experto internacional en dictámenes para el Tribunal Penal Internacional y en múltiples proyectos de cooperación internacional con instituciones estatales y agencias gubernamentales internacionales.

Aspectos de interés

La Misión también seleccionará y decidirá los casos de corrupción que investigará, y trabajará conjuntamente con la sociedad civil en la construcción de un observatorio, el cual monitoreará y evaluará el progreso del sistema de justicia hondureño.

Por medio del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA), propondrá recomendaciones sobre el fortalecimiento de la calidad, efectividad y legitimidad del sistema judicial penal hondureño. De la misma forma elaborará e implementará un nuevo marco jurídico para el financiamiento político electoral.

La MACCIH facilitará la creación de un marco regulatorio para el combate a la corrupción en el sector privado.

También tendrá pleno acceso a información, documentos oficiales, bases de datos, registros públicos y archivos para acompañar activamente la investigación y persecución de casos que involucren redes de corrupción.

Además promoverá la implementación de las recomendaciones identificadas en el reporte de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (SNSC) elaborado por la Secretaria General de la OEA.

También proporcionará apoyo institucional y capacitaciones para la implementación de la recientemente aprobada Ley de Protección para defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de la justicia. 

 

Tomado de Hondudiario - http://www.hondudiario.com/?q=node/22018

Firma Convenio MACCIH: Discurso del Secretario General de la OEA Luis Almagro

Luis Almagro, Secretario General de la OEA

Palabras del secretario general de la OEA, Luis Almagro, durante la firma del convenio entre el gobierno de la República de Honduras y la Secretaría General, para el establecimiento de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

La corrupción y lo que es peor aún la impunidad ante ella, son males sistémicos, que erosionan la democracia, alejan a la ciudadanía del sistema político, generan desconfianza y una perenne percepción de injusticia en la sociedad. Al final del día, los únicos beneficiados son quienes pertenecen a un pequeño grupito, que se apropia de los recursos públicos y como siempre los perjudicados son siempre los más débiles, los más humildes, los que viven de su esfuerzo. Hoy abrimos un capítulo de esperanza en Honduras con el establecimiento de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad, la MACCIH.

Señor Presidente Juan Orlando Hernández, señor canciller y otros altos funcionarios, compañeros de la sociedad civil, amigas y amigos.

Reconociendo como antecedente que el gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández consciente de la necesidad de abordar la corrupción y la impunidad de manera decidida y urgente, propuso en junio de 2015, un “Sistema Integral Hondureño de Combate a la Impunidad y a la Corrupción” y abrió un diálogo sin condiciones con los distintos sectores sociales del país.

Con la firma de este acuerdo fundacional de la MACCIH, cerramos una etapa de diálogo con el gobierno de Honduras, con los actores claves de la sociedad civil hondureña, los indignados, los actores políticos y el sector privado para ahora abrir un nuevo curso de acción en el país, con el objeto de instalar un cambio cultural en las instituciones de justicia del país, guiado por la transparencia, la probidad y la rendición de cuentas.

No será tarea fácil. En esto no hay gratificación instantánea. Se trata de una iniciativa sin precedentes que tiene como objetivo abatir la corrupción y la impunidad en Honduras y producir una reforma estructural en la administración de justicia en un país que le dice basta a la corrupción.

En Honduras, la hora de los diagnósticos es historia. Es tiempo de actuar y generar ejemplos válidos para todos, de que es posible ser político y honrado, ser empresario y ser transparente en las transacciones financieras, ser funcionario público y poner el interés del Estado por encima del personal.

La Misión estará integrada por fiscales, jueces y expertos internacionales que seleccionarán, asesorarán, evaluarán y certificarán a un grupo de fiscales y jueces hondureños, quienes estarán a cargo de investigar casos relevantes y perseguir a las redes de corrupción.

La Misión cuenta con un equipo de profesionales de primera línea, multinacional y multidisciplinario cuyo vocero y representante del secretario general será el ex primer ministro y exministro de Justicia del Perú, Juan Jiménez, quien cuenta con una amplia experiencia en trabajos anticorrupción en el mundo en desarrollo.

Quiero decirlo con una gran satisfacción, los casos de corrupción que surjan del sistema de denuncias que certificará la OEA, los cuales la Misión seleccionará para su atención, permitirá contar con una gran herramienta para garantizar resultados concretos.

La MACCIH operará a partir de una modalidad de “colaboración activa” que permitirá ir afianzando la actividad de la justicia local sobre la base de un claro modelo de supervisión, monitoreo y certificación. Colaboración activa significa acompañar al Estado desde el diseño de estrategias eficaces basadas en estándares internacionales hasta su aplicación, supervisión y evaluación, e implica también el compromiso de la comunidad internacional en la certificación del logro y cumplimiento real de esos objetivos.

La MACCIH, operará en las siguientes áreas:

• Prevención y Combate a la Corrupción:
Esta división estará conformada por fiscales, jueces y expertos internacionales, integrados en una unidad de acompañamiento, supervisión y “colaboración activa”, se encargará de la selección y conformación de un grupo de jueces, fiscales, y policías locales. También esta división trabajará para facilitar el cumplimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción y del Mecanismo de Seguimiento para su Implementación (Mesicic). Adicionalmente, se promoverá el diseño de una normativa de vanguardia en materia de combate a la corrupción en el sector privado.

• Reforma de la Justicia Penal:
La división se encargará de revisar y analizar estudios e investigaciones realizados con anterioridad a las instituciones del sistema de justicia penal, con especial énfasis en las evaluaciones y resultados de las mismas.
Se establecerá además, un Observatorio del Sistema de Justicia Penal, único en su género, bajo vigilancia y rectoría de la Sociedad Civil, construido por la misma sociedad en un entorno plural e integral, independiente, descentralizado y con capacidad para efectuar informes y evaluaciones que permitan retroalimentar el trabajo de la MACCIH.

• Reforma político-electoral:
Se diseñará una normativa y su mecanismo de implementación para controlar el flujo de los capitales ilegales a las campañas políticas, pues son la semilla de los actos de corrupción que posteriormente se realizan desde el poder.

• Seguridad pública:
La división de Seguridad Pública se encargará de trabajar con diversas instituciones hondureñas como el Ministerio Público y las secretarías de Estado para implementar las recomendaciones identificadas en el informe de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana.

La MACCIH es independiente, política y financieramente. Agradecemos especialmente a los donantes que han hecho posible esta autonomía e independencia financiera de la MACCIH, lo cual es garantía también de su independencia técnica y política.

En mi diálogo al más alto nivel con el gobierno de Honduras se me ha garantizado que la MACCIH contará con pleno acceso a información, documentos, archivos, bases de datos y registros públicos para llevar a cabo las tareas de investigación y persecución de casos que involucren redes de corrupción. Esto es indispensable para poder ir adelante.

Por otro lado, me comprometo a garantizar que la MACCIH no será una formalidad más, por el contrario yo mismo me involucraré periódicamente para asegurar que cumpla con el mandato establecido y por ello he solicitado a todos los involucrados que nos abran una cuota de confianza, ya que se trata de un emprendimiento que puede transformar el país en la dirección correcta.

Queremos trabajar con todos los hondureños para el bien del país. En esa ruta nos guiamos por la Convención Interamericana contra la Corrupción, una inspiración para generar una cultura efectiva de transparencia, rendición de cuentas y probidad republicana.

Señor Presidente, amigos y amigas de la sociedad civil hondureña e internacional, países amigos que apoyan estos objetivos, colegas de organismos internacionales y de la familia de Naciones Unidas, gracias por vuestra cooperación y apoyo.

Juntos podremos demostrar que el sueño de una Honduras con justicia para todos, con igualdad ante la ley, con transparencia y probidad es posible.

PUEDE VER EL CONVENIO COMPLETO AQUÍ

Proceso Digital: MACCIH, Oportunidad Histórica para Revertir la Corrupción en Honduras

Luis Almagro,  Secretario General de la OEA

Autor del artículo: Proceso Digital
Tegucigalpa / Washington 
A horas de una firma histórica para Honduras entre el presidente hondureño Juan Orlando Hernández y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en torno a la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), el responsable del máximo organismo continental hace importantes revelaciones en una carta para el diario español El País.
 
Por su importancia para Honduras, Proceso Digital reproduce el texto de la misma:
  
La MACCIH
Una oportunidad única para derrotar a la corrupción en Honduras
 
Este 19 de enero, firmaré con el Presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, el acuerdo fundacional que crea la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, MACCIH.
 
El acto en sí refleja el cierre de un arduo proceso de negociaciones y diálogo en el que participaron todos los sectores de la sociedad hondureña, desde el propio gobierno, los partidos políticos, hasta el sector privado y los principales actores de la sociedad civil, así como el grupo de los llamados “Indignados” que cumpliese un papel fundamental en elevar este tema en la agenda nacional e internacional.
 
También hemos mantenido un estrecho contacto con la familia de Naciones Unidas y actores claves de la comunidad internacional.
Se trata de una iniciativa sin precedentes que tiene como objetivo abatir la corrupción y la impunidad y producir una reforma estructural en la administración de justicia en un país que le dijo basta a la corrupción. Es una oportunidad única de revertir la historia en Honduras e iniciar un nuevo curso de acción, inspirados en la transparencia y la probidad republicana.
 
No será una tarea fácil, con la gloria esperando a la vuelta de la esquina. No habrá gratificación inmediata, porque se trata de generar un cambio cultural que impregne las instituciones y a toda la sociedad.
 
La corrupción y su correlato en la impunidad son males endémicos, no solo de Honduras, que erosionan la confianza de la ciudadanía en el sistema político, en la democracia como tal. Así, la idea de que todos somos iguales ante la ley se transforma lamentablemente en una retórica vacía de contenido.
 
Por ello, no es hora de diagnósticos, es hora de actuar y generar ejemplos válidos para todos, de que es posible ser político y honrado, ser empresario y ser transparente en las transacciones financieras, ser funcionario público y poner el interés del Estado por encima del personal.
La Misión estará integrada por fiscales, jueces y expertos internacionales que seleccionarán, asesorarán, evaluarán y certificarán a un grupo de fiscales y jueces hondureños, quienes estarán a cargo de investigar casos relevantes y perseguir a las redes de corrupción.
 
Se contará además con un sistema de recepción de denuncias (sean públicas, anónimas o confidenciales) certificado por la MACCIH. Los casos de corrupción que surjan de este sistema, en los cuales la MACCIH seleccione y decida colaborar activamente, serán notificados a las autoridades hondureñas competentes.
 
La modalidad de “colaboración activa”, permitirá ir afianzando la actividad de la justicia local sobre la base de un claro modelo de supervisión, monitoreo y certificación. La misión cuenta con un equipo de profesionales de primera línea, multinacional y multidisciplinario cuyo vocero será el ex Primer Ministro y ex Ministro de Justicia del Perú, Juan Jiménez, quien cuenta con una amplia experiencia en trabajos anti-corrupción en el mundo en desarrollo.
 
La MACCIH es independiente política y financieramente, lo que ofrece las mayores garantías de poder promover la transparencia que reclaman los ciudadanos hondureños y actuará guiada por los principios de independencia profesionalismo, autonomía, neutralidad y transparencia.
 
La Misión también trabajará junto a la sociedad civil en la creación de un observatorio que monitoree y evalúe el funcionamiento del sistema judicial hondureño. En mi diálogo al más alto nivel con el gobierno de Honduras se me ha garantizado que la MACCIH contará con pleno acceso a información, documentos, archivos, bases de datos y registros públicos para llevar a cabo las tareas de investigación y persecución de casos que involucren redes de corrupción. Esto es indispensable para poder ir adelante.
 
Por otro lado, me comprometo a garantizar que la MACCIH no será una formalidad más. Por el contrario, yo mismo me involucraré periódicamente para asegurar que cumpla con el mandato establecido y por ello he solicitado a todos los involucrados que nos abran una cuota de confianza, ya que se trata de un emprendimiento que puede transformar al país en la dirección correcta.
 
Queremos trabajar con todos los hondureños para el bien del país. En esa ruta nos guiamos por la Convención Interamericana contra la Corrupción, que no puede ser un texto de biblioteca de leguleyos sino una inspiración para generar una cultura efectiva de transparencia, rendición de cuentas y probidad republicana.
 



Miembros de la Asamblea del CNA

Colonia San Carlos, Calle República de México, Tegucigalpa, Honduras
Tels.: (504) 2221-1181 / 2221-1301 FAX: (504) 2221-1775 | info@cna.hn | www.cna.hn

Free Joomla Templates