El CNA y la mala memoria