El nuevo hospital del sur: otra deuda pendiente